Sueño de una noche de invierno

Comparte en tus Redes Sociales

Pudiera parecer que voy a contar algo relacionado con la comedia que William Shakespeare escribiera alrededor de 1595, titulada “Sueño de una noche de verano”, donde se narra los sucesos ocurridos durante el casamiento de Teseo, duque de Atenas, con Hipólita, reina de las amazonas, pero nada más lejos de la realidad… ¿O no?

Lo que cuento a continuación también tiene que ver con uniones, pero uniones de personas por caprichos del destino. Todo esto sucede una tarde noche de invierno, cuando se crea un grupo de WhatsApp, con gente conocida y gente que nono habíamos hablado nunca, en el que se empieza a preparar lo que más tarde debiera ser, allá por el Domingo de Pasión, uno de los actos centrales de la Semana Santa: Su pregón.

Un grupo de locos, como Figue, Fran, Alberto, Jesús, Antonio, Raúl, Ignacio y este que les escribe (aunque reconozco que yo en menor medida) fueron dando forma a un acto majestuoso, único y que marcaría un antes y un después en los pregones cofrades portuense y, porque no decirlo, fuera de la ciudad.

Poco a poco fue tomando forma. Se propusieron cosas y otras quedaron por el camino. Reuniones, charlas, ideas y un sinfín de mensajes, donde el propio pregonero, atacado de los nervios, reconocía la ilusión y las sensaciones que estaba sintiendo. Un pregonero que, porque no reconocerlo, pensé que su falta de recorrido en cuanto a pregones, iban a hacer de su pregón algo que, igual, no estaría al altura. Con ilusión, trabajado, ayuda y, sobre todo, con ganas ha derrumbado todas esas barreras.

Un grupo de locos que, debo reconocer, me han devuelto la ilusión por este mundillo, que algunas personas me hicieron casi aborrecer con sus actitudes y sus actos, alejados de lo que debe ser una Hermandad y el mundo cofrade.

Pero para este mundo de locos y para el resto del loco mundo, el tiempo se paró. El maldito coronavirus vino, vio y venció. Lo que en un principio se veía lejano, pasó a ser una triste relaidad: “Las procesiones, no saldrían a las calles”. No se montarían Ios pasos, ni se atronillarían candelabros, ni se alinearían las candelerías. La Cuaresma se acortó y muchos proyectos de OndaPasion, quedaron parados, hasta la próxima Cuaresma, hasta la próxima Semana Santa. Una Semana Santa que no será pregonada, aunque la Semana Santa de 2021 ya nos espera.

A Alberto Ortega, Antonio Montero, Raúl Cordero, Jesús Gómez, Ignacio Gilabert, Manuel Rascón, Figue y Fran Ganaza, simplemente daros las gracias por todo el esfuerzo y cariño puesto en estas semanas, por vuestra dedicación y vuestra tiempo. A todo este equipo de locos GRACIAS. Al resto de cofrades, de los de verdad, de los de los 365 días del año, ánimo… Ánimo y a estar atento a nuestra web y nuestras publicaciones, ya que aunque las procesiones no estarán en las calles de nuestra ciudad, seguiremos informando de todo lo que dará los proximos días y meses. Y para los que no pueden vivir sin un paso en la calle, no desesperen que quedan las Glorias y las salidas extraordinarias… Y la Semana Santa de 2021.