Luis Ortega Bru y su legado en El Puerto de Santa María

El imaginero y escultor Luis Ortega Bru, nace en San Roque, Cádiz, el día 16 de septiembre del año de 1916. Era hijo de un alfarero, Ángel Ortega, y esto le influyó para que, desde muy pequeño, se dedicase al modelaje de figuras de barro. Esto le llevó a reconocer que sus principios fueron la alfarería y la cerámica.

En el año de 1931, con apenas 15 años, comienza a estudiar escultura en la Escuela de Artes y Oficios de la Línea de la Concepción, y en el año de 1934 recibe clases de dibujo con el maestro y poeta sanroqueño José Domingo de Mena.

La Guerra Civil española marcó, en gran medida, su trayectoria, ya que sus padres fueron fusilados. En el año de 1936 estuvo en varios frentes, pero es en el de Madrid donde, a causa de la metralla, se le revienta el oído. Por este motivo, y al estar en conocimiento de lectura y escritura, pasa al acuartelamiento del Prado, donde está dos años, en la sección de cartología.

Como dije anteriormente, la Guerra Civil española marca su trayectoria ya que en el año de 1939 el padre, Ángel Ortega, es fusilado por los mismos motivos que su esposa, por pertenecer al bando republicano, y pierden la casa familiar.

En el año de 1940 es apresado y puesto a disposición del Consejo de Guerra de Algeciras. Fue condenado a tres años de prisión por un delito de auxilio a la rebelión y ayuda al bando republicano. Según algunos familiares, fue condenado a muerte, aunque recibió el indulto y se redujo la condena a un año de prisión y cinco años de trabajos forzados.

Tras cumplir con su condena, ya en el año de 1944, se traslada a Sevilla, dónde se matricula en la Escuela de Artes Aplicadas, siendo su maestro Juan Vasallo. En esta ciudad comienza a ser conocido en los círculos artísticos, realizando su primera exposición en el año de 1949 en la sala Hernal.

Recibió varios premios durante toda su vida. En 1943 consigue el primer premio del Certamen de Escultura de Cádiz con su obra “Los Titanes”.

En el año de 1951 es apoyado por el General de Aviación don José Rodríguez y Díaz de Lecea, para tallar imágenes procesionales.

Corría el año de 1952, cuando Luis Ortega Bru contrae matrimonio con Carmen León Ortega en la capilla del Baratillo de Sevilla. En ese mismo año, recibió el primer premio nacional de Escultura por “La Piedad” e ingresa como Hermano de Santa Marta, el 2 de febrero. Por la realización del misterio de Santa Marta recibe la Encomienda de Alfonso X El Sabio, declarándose la obra de interés nacional.

En 1954 expone por segunda vez en Sevilla, en la galería Cubiles.

Sería en el año de 1955 cuando se traslada a Madrid. Varias son las causas de su marcha siendo la principal el haber sido contratado como maestro de escultura en los talleres Arte de Granada, abriendo más tarde su propio taller en la capital. También parte de la causa fue la sustitución de la imagen dolorosa del paso de misterio de Santa Marta, por otra que realizara el escultor Sebastián Santos y la ultima, por la incomprensible polémica que suscitó entre el resto de escultores de la época, el haberle concedido la Encomienda de Alfonso X el Sabio.

Trabajó para los Estudios Cinematográficos Bronson, tallando esculturas de canon clásico y diseñando los decorados para sus películas.

En el año de 1958 abandona Sevilla y se establece en la barriada de Ciudad Jardín de Madrid, exponiendo en la Biblioteca Nacional de Madrid. En el año de 1961 abre su primer estudio-taller en la calle de Gustavo Fernández Balbuena. Este mismo año le otorgan el Premio de Escultura al aire libre, que fue organizado por el Club Urbis de Madrid.

En el año de 1964 expone en la sala Álvarez y Carbajo de Madrid. Un año más tarde concursa en el primer certamen Internacional de Escultura de Bruselas, donde recibe una mención. En el año de 1966 vuelve a exponer en Sevilla, en la sala Florencia y en el año de 1967 comienza a trabajar para la Semana Santa de Jerez de la Frontera. En 1969 expone en la Sala Cultural de la Caja de Ahorros de Jerez y en la sala Zeros de Madrid.

En el año de 1971, el pleno del Ayuntamiento de San Roque, acuerda rotular con el nombre del escultor una de las calles de la localidad. Tras su estancia en Jerez de la Frontera, en 1972 vuelve a Madrid.

Ya en el año de 1978 regresó, definitivamente, a Sevilla, donde es acogido, para trabajar, en los talleres de Manuel Guzmán Bejarano y residiendo en principio en la calle Santa Ana y posteriormente en la calle Teodosio.

En 1979 se traslada a vivir a la sevillana plaza del Pumarejo y abre un nuevo taller en la calle Castellar.

Es en Sevilla dónde deja sus obras más representativas, entre las que cabe destacar las siguientes:

En el año de 1950 realizó el Cristo de la Misericordia, de la Hermandad del Baratillo.

Boceto del misterio de Santa Marta

Boceto del misterio de Santa Marta

En al año de 1953, realiza el Misterio de la Hermandad de Santa Marta, así como los ángeles mancebos ceriferarios y los relieves del paso. Para dichos relieves se inspiró en la escena de la Piedad, de la catedral de Florencia.

Jesús del Soberano Poder (1975), Caifás (1976) y Nuestra Señora de la Salud (1977) para la Hermandad de San Gonzalo. También diseñó los llamadores de ambos pasos, así como los arcángeles y ángeles de los varales del palio de la Virgen, realizados en madera en 1978.

Y el apostolado de la Hermandad de la Cena, realizado entre los años de 1975 y 1982.

El 21 de noviembre de 1982 fallece, repentinamente, en su casa de la plaza del Pumarejo. En ese momento se encontraba Titulares de la Hermandad de San Gonzalorealizando la talla de Nuestro Padre Jesús de la Columna, de Linares. Solo tenía realizada la cabeza y una pequeña parte del cuerpo, por lo que fue terminado por uno de sus discípulos, Juan Antonio Ventura.

De manera póstuma, en el año de 1983, se nombra una plaza de la barriada de San Carlos, en el Distrito 9 de Sevilla, con el nombre del imaginero. También es nombrado Hijo Predilecto de su localidad natal.

Luis Ortega Bru, también dejó su huella en El Puerto de Santa María. Es por ello que hablar de Ortega Bru en El Puerto, es hablar de Afligidos y Oración en el El Huerto. Forman estos trabajos parte de la iconografía pasionista: Cristo Orando en el Huerto y María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos, así como una imagen del Apóstol Santiago, de la Oración en el Huerto, que no procesiona.

El Ángel de la Hermandad de la Oración en el Huerto, es una imagen de talla completa, que sustituyó en el año de 1970 a otro anterior.

Ángel conformador de la hermandad del Huerto

Ángel confortador de la hermandad del Huerto

Se presenta erguido y, con los brazos abiertos, sostiene un cáliz de metal dorado en su mano derecha. Es una imagen interesante de composición, pudiéndose considerar como talla única y excepcional de Ortega Bru, al ser el único Ángel que realizara como figura principal para un paso de Misterio. Ello la ha convertido en objeto de estudio por parte de algunos autores.

En el año de 1995 es objeto de una restauración, por parte de Enrique Ortega Ortega, quien repara unas grietas, aparecidas en su rostro con motivo de la dilatación de la madera.

La imagen de María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos, de El Puerto de Santa María, es una imagen procesional perteneciente a la Hermandad Sacramental de los Afligidos.

Está talla fue entregada a la Hermandad el día 13 de marzo de 1967. Es una imagen de candelero (solo tiene el busto y las manos), de gran belleza y de 1,70 metros de altura aproxinadamente y con la cabeza ligeramente ladeada.

Ha sido sometida a restauración, al menos, en dos ocasiones, la primera en el año de 1976, por Eduardo Ruiz Golluri, y la segunda en el año de 1992 por Enrique Ortega Ortega.

Respecto a la provincia de Cádiz, ha dejado un buen número de obras y que son las siguientes:

– Cádiz:

María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos de El Puerto de Santa María

Medallones del paso de misterio del Cristo de las Aguas. La imagen del Cristo del Perdón (en madera de cedro), la Virgen y San Juan, todos de 1981. Las figuras que adornan el canasto. Las imágenes de las capillas del paso de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Amor y los ángeles mancebos. Ángeles mancebos de las esquinas del misterio de la Expiración.

– Jerez de la frontera:

Paso de misterio de la Sagradas Cena, realizado, aunque no en su totalidad. El Señor de la Cena (1967), San Mateo, San Bartolomé, Santiago el Menor, Santiago el Mayor, San Pedro, San Juan y Judas Iscariote (cuatro de 1969 y tres de 1975). El misterio del Descendimiento, realizado en 1957, para la Hermandad de la Soledad. Ángeles del misterio del Prendimiento.

– Rota:

Nuestro Padre Jesús de la Salud en sus tres caídas, en el año de 1964.

Quizás su legado pictórico es menos conocido que la imaginería, pero en ellos se ve la marcada influencia que tuvo, para Ortega Bru, los echos vividos durante la Guerra Civil.