Estilo de carga a cincho de Sanlúcar de Barrameda

Se denomina “cincho” a una correa de cuero, compuesta por una hebilla metálica y una lengüeta, de un metro y medio aproximadamente, y que se utilizaba para cargar, sobre un hombro, algunos pasos tanto de penitencia como de gloria, en Sanlúcar de Barrameda.

Los pasos que eran llevados con este sistema, no tenían trabajaderas, sino que estaban divididos en calles, normalmente unas cuatro, por unas traviesas longitudinales inferiores y unas zambranas, donde se colocaban dos “cinchos”, a la medida de cada uno de los cargadores o portadores, quien se lo ataba al cuerpo y se enganchan por el interior de los pasos procesionales, para que los cargadores lo pusieran sobre sus hombros.

Este estilo particular y autóctono de carga en la provincia de Cádiz, tiene su origen, como en otras localidades andaluzas, con estilos de carga relacionados con los diferentes trabajos de la época.

En este caso, su origen lo tiene en Sanlúcar de Barrameda, donde los que portaban los pasos, anteriores a los Hermanos Costaleros, eran obreros agrícolas, en especial, jornaleros de viñas, arrumbadores de bodegas, atrepadires (descargadores) y arrieros, quienes transportaban mercancías con animales y carros. Estos últimos, aprovechando las herramientas propias de sus trabajos, utilizaban el “cincho”, con el que sujetaban la montura de la cabalgadura de las bestias, para llevar los pasos en los que eran contratados y cobraban por ello.

Debido a esta contratación, por parte de las Hermandades, era muy habitual ver mulos y caballos amarrados en los alrededores de las diferentes iglesias y capillas, desde las que alguna Hermandades salían a procesionar por las calles de Sanlúcar.

En la actualidad esta técnica de carga es un método en desuso. Solo el Cristo de la Humildad y Paciencia, de la Hermandad de La Cañita, y los dos pasos de la Hermandad de la Vera Cruz lo utilizan o al menos lo utilizaban hasta hace más bien poco. El resto de Cofradías sanluqueñas usan como método de carga el costal.